miércoles, 20 de marzo de 2013

Roscos de semana santa






Ingredientes

3 sobres de levadura royal
9 sobres de tigre (bicarbonato)
9 huevos
2 ralladuras de limón (Rallamos únicamente la cascara de 2 limones)
27 cucharadas de azúcar (3 por cada huevo)
27 cucharadas de aceite de oliva (3 por cada huevo)
27 cucharadas de vino blanco (3 por cada huevo)
2 kilogramos de harina



Preparación de la masa

1. Cogemos un cuenco grande y añadimos la ralladura de limón y 9 huevos.



2. Batimos con la batidora, añadimos 3 cucharadas de vino por cada huevo



3. Añadimos el azúcar y el aceite (3 cucharadas / huevo)



4. Añadimos 1 sobre de levadura royal y de tigre (bicarbonato) por cada huevo y batimos muy bien.


5. Vamos añadiendo harina poco a poco hasta conseguir una masa manejable. Vamos removiendo con una cuchara de madera y cuidando de que no quede demasiado dura.

6. Echamos en la encimera un poco de harina. Cuando ya no podamos seguir moviendo con la cuchara, la volcamos en la encimera y la amasamos con las manos unos 5 minutos hasta que se quede manejable.


Friendo los roscos

1. Calentamos el aceite en una sartén honda o en una olla. Llenamos unos 3 o 4 dedos. Debemos tener el aceite muy caliente pero sin que "salga humo". De lo contrario se quedarían quemados por fuera y crudos por dentro.
Truco: Para saber si el aceite está en su punto, freimos un poco de pan. Cuando el pan este bien tostado, entonces el aceite está listo.
Una vez este listo lo dejamos a fuego muy suave para no quemar el aceite


2. A parte del aceite de la sartén preparamos otro cuenco de aceite, éste sin calentar. Nos servirá para mojarnos los dedos y un poco la palma de la mano y así evitar que se nos peque la masa a los dedos cuando montemos los roscos.

3. Nos mojamos los dedos en nuestro aceite preparado y cogemos un poco de masa y la aplastamos un poco.


4. Ahora unimos los extremos alrededor de nuestros dedos índice y corazón. OJO! el agujero debe ser lo suficientemente grande, ya que cuando se fría en el aceite se inflarán un poco por la levadura.


5. Doblamos el rosco por sus lados.


6. Y los vamos dejando uno a uno en la encimera. Para que no se queden pegados echamos sobre la encimera un poco de harina.


7. Vamos friendo en nuestra sarten uno a uno los roscos por ambos lados hasta que se queden dorados.



8. Preparamos otro cuenco con bastante azúcar. Podemos usar también un plato hondo como se ve en la imagen. Una vez fritos nuestros roscos los dejamos apartados hasta que se enfríen un poco. Después los cubrimos bien con azúcar y ya tenemos listo nuestro primer rosco. Repetir con el resto.



Una vez que terminemos con el resto de la masa ya tenemos nuestros roscos listos. Bon apetit!









No hay comentarios:

Publicar un comentario